Poesía española

Poemas en español

Presencia de unas lágrimas

Qué presentido sol o luna aparecida dio con el océano de tus lágrimas. No sé si eras una mariposa o […]

Soledad en el olvido

Sucede a tu silencio la tristeza; el ciego lamentar de unos labios en el rostro pertinaz y retenido de tu […]

Eres el anochecer

Allí donde comienza el silencio, estás tú, toda deseo, toda extensión como hierba o álamo solo que recoge el instante […]

La muerte está en el olvido

Tengo estos huesos hechos a las penas. MIGUEL HERNÁNDEZ Este cuerpo ya sobra en el olvido de un aéreo silencio […]

Volumen del olvido

Como una lejanía sin respuesta estás presente en todo: en los muslos renegridos de unos árboles, en la tibia ausencia […]

En busca del designio

Buscad labios perdidos, lejos del eco imaginario que despiertan unas plumas. Buscad corazones que saluden, más allá del parpadeo que […]

He visto

He visto atardecer tu rostro en el desvío de unos labios y al brillo del jazmín. He visto como a […]

Sueño de unas sombras

Tú… en las estrellas. Yo… en el agua. Y así para nosotros la noche entró a los caminos como un […]

No hay instantes solos

La noche comprende esa música total de la boca creciendo en el tiempo. Por eso, nunca estamos solos, corazones ignorados, […]

Cuerpo o sonido

Toda a los labios son estrellas en este antiguo amor, en este gastado roce silencioso; y las cabelleras quisieran ser […]

Moriré en el sur

Háblame de tus venas y la espuma amarillenta de las lágrimas. Háblame del torrente salobre que los dioses desdeñan. Escucha […]

Plenitud de la tristeza

Tal la tristeza ciega, enhiesta como espada sin origen o muslo victorioso de muchacha. Alta… grácil. Así te tuve. Como […]

Para no amar

No quiero ya latidos que condenen justificando tu ausencia revelada, ni menos pechos doloridos que presuman la tristeza de tus […]

Huida del cuerpo

Recorriendo tus labios busco en cada beso un sonido a flor o vena consumida, amoroso afán de un corazón vacío. […]

Mujer dormida

Estás sola en la playa, bienamada, y tu cuerpo acariciado por los vientos recuerda la espuma sollozante. Estás sola, mas […]