Poesía española

Poemas en español

Caravana

Hoy tuvimos noticia del poeta: Entre el arrullo de los órganos de boca Y colgados los brazos de las últimas […]

Ifigenia cruel (iv)

IV Toas y el séquito. Suspensión entre los que llegan y los que estaban presentes. TOAS Soy el rey Toas, […]

A enrique gonzález martínez

Muchas sendas hollé, muchos caminos solicitaron el afán creciente, de contrastar los usos de la gente y confundirme con los […]

El verdugo secreto

Vives en mí, pero te soy ajeno, recóndito ladrón que nunca sacio, a quien suelo ceder, aunque reacio, cuanto suele […]

Ausencias

De los amigos que yo más quería y en breve trecho me han abandonado, se deslizan las sombras a mi […]

Ifigenia cruel (i)

Personas: Ifigenia, Sacerdotisa y sacrificadora Orestes, Náufrago Pílades, Su amigo Toas, Rey de los tauros Pastor, Mensajero de noticias. Coro. […]

La señal funesta

I Si te dicen que voy envejeciendo porque me da fatiga la lectura o me cansa la pluma, o tengo […]

Ifigenia cruel (v)

V ORESTES ¿Diré, Pílades, el nombre que azuce las bandadas de nombres temerosas? Evitaré más bien el torbellino que alzan […]

Ifigenia cruel (iii)

III Entran hombres con los cautivos atados. ORESTES Atado, apedreado, delira asÍ: Cabra de sol y Amaltea de plata que, […]

Quédate callado

Quédate callado y solo: casi todo sobra y huelga. De la rama el fruto cuelga y la rosa del pecíolo, […]

A eugenio florit

Florit, la primavera se desborda y vuelca Flora el azafate henchido, y la naturaleza en cada nido lanza un temblor […]

Visitación

– Soy la Muerte – me dijo. No sabía que tan estrechamente me cercara, al punto de volcarme por la […]

Ifigenia cruel (fragmento)

Os amo así: sentimentales para mí, haciendo, a coro, para mí uso, un alma donde vaya labrada la historia que […]

Para un mordisco

Propio camaleón de otros cielos mejores, A cada nueva aurora mudaba de colores. Así es que prefiriera a su rubor […]

El llanto

Al declinar la tarde, se acercan los amigos; pero la vocecita no deja de llorar. Cerramos las ventanas, las puertas, […]

Glosa de mi tierra

Amapolita morada del valle donde nací: si no estás enamorada, enamórate de mí. I Aduerma el rojo clavel, o el […]

Ifigenia cruel (ii)

II CORO Pero callemos, que un pastor color de tierra, vago engendro de lanas y hojarasca, se acerca aquí, como […]

Apenas

A veces, hecho de nada, sube un efluvio del suelo. De repente, a la callada, suspira de aroma el cedro. […]

La tonada de la sierva enemiga

Cancioncita sorda, triste, desafinada canción; canción trinada en sordina y a hurtos de la labor, a espaldas de la señora; […]

Consejo poético

La cifra propongo; y ya casi tengo el artificio, cuando se abre el precipicio de la palabra vulgar. Las sirtes […]