Poesía española

Poemas en español


Dikt La

La mar despierta y rompe en lejanía

Largos, quedos navíos de silencio.

Los desheredados viajan en las oscuras tardes

Por túneles de bruma y aves muertas,

Por pasillos eternos de otra vaga estación

De lamias y de esfinges maternas escoltados.

Pasa la nube amplia como el grito de un dios,

Y en la llanura la flor correspondiente

Al corazón y al sol tiembla bajo los vientos

De la lejana costa. He ahí al padre monstruo.

He ahí todo para nunca ni nadie;

Una creación dejada, cargada del hastío

Que de los sueños resta. Sólo contemplo el aire

En que nada se ha escrito, un dolor en el alma,

Una mar que despierta en lo lejano claros

Navíos de silencio.

Un rumor de muerte calcinada

Crece en el huerto-laberinto.

Aherrojado, allí el sol persigue su nombre en el espejo

Y la Infancia se mira en el río de la sangre,

Junto al alba sin sueño, y al día, ya lo Santo.

Navíos de silencio.


Dikt La - Alfonso Vázquez Alonso