Poesía española

Poemas en español

Dikt El señor muhammed alí se niega a ingresar en las fuerzas armadas

En el nombre de Alá, el piadoso,
El apiadable,
El señor Muhammed Alí se niega a ingresar en las
Fuerzas armadas.

Rechonchos funcionarios se turnan para enviar
Telegramas a otros 20.000 jóvenes que deberán
Entrar a filas.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

El señor Presidente acaricia sus perros en el rancho
De Texas…

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

El napalm cava albores equívocos en aldeas
Que tuvieron un paso fugaz por los mapas.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

Los árboles aprenden a correr y las flores
Se desgarran a gritos.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

Los viejos entierran sus raíces y las mujeres
Clausuran su garganta.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

En el Delta, los peces engordan con carne de niños.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

Los huesos inocentes se calcinan y la muerte
Se divierte de lo lindo.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

Los huesos culpables se calcinan lo mismo
En tanto el capellán reza en inglés.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

Los soldados duermen con los ojos abiertos
Y procura el corazón no molestar.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

(El coro de lamentaciones llega al cielo y en
Washington la vida sigue igual…)

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

En retaguardia un cómico repite sus Chistes, una
Actriz muestra las piernas y la alegría queda
Sola como un hongo.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

Más tarde, los soldados se masturban en las tiendas.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

Los ángeles del luto cosechan lo sembrado (La
Guerra es buen negocio: invierta a su hijo).

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

Los muertos deambulan en las calles arrastrando
Sus pequeñas historias.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

Las viudas se hunden las uñas en el rostro.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.

Campos sembrados de cruces
Y bosques de femorales,
Semillas del ser humano
Que el odio cosechará.

Sordera, estupor, ceguera, y ellos no volverán.




1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,00 de 5)

Dikt El señor muhammed alí se niega a ingresar en las fuerzas armadas - Alvaro Menén Desleal