Poesía española

Poemas en español


Dikt Primeras ilusiones amorosas

MAGDA, MI DULCE NIÑA

Tu presencia infantil
Con tu mirada clara,
Me transmite y declara
Tu intención más febril,
De en un lance sutil
Con premura expresar
Tus ansias por amar.

Y yo quiero mi niña
Como ave de rapiña
Tu corazón robar.

Admiro el real destello
De tu estatus tan alto,
Y me siento tan falto
Por mi origen plebeyo,
De un digno y noble sello
Que me diera el placer
De a ti pertenecer.

Sería en tu primavera
Como noble escalera
Que te ayude a crecer.

O tal vez una roca
Donde posaras triste
Cuando tu alma se viste
Del negro que sofoca,
Porque sufre y evoca
Al galán de su amor,
Con infantil fervor.

En tanto yo amoroso
Gozaría tu reposo
Sintiendo tu calor.

Cada domingo arribo
A la iglesia expectante,
Con actitud amante
Buscándote impulsivo
Entre el grupo exclusivo
De niñas que al orar
Te encargas de cuidar.

Es mi gozo admirarte,
Siempre en silencio amarte
Y contigo soñar.

ANTONIO MUNGUIA
MEMORIA: Sábado 16 de Marzo de 1957, la luna y el sol viajan en oposición, igual que mi lejana Magda Kafka y yo. Mañana en misa de niños 8:00 am parroquia de Guadalupe la volveré a ver de lejos.

MI NORMA BLANCA DE MIRADA AUSENTE

Verte de lejos es una costumbre
Sin más sana intención que el admirarte,
Imaginar tus locos pensamientos
Y con ello robarte
Siquiera una mirada…unos momentos
De tu actitud inerte,
Que me quema infernal como bagazo
Lanzado en el brasero de tu lumbre.
Me lastima la ausencia en tu mirada
Como si fueras musa
Que no tiene lugar en mis entornos.
Cual si te hubiera denegado ingrata
La vida con la suma
De sus muchos regalos ilusorios.
¡ Ah, si pudiera retener tu prisa
Apagando ese fuego
Que consume tus días juveniles,
Con espumas de mares en deshielo
Que no levantan brisa,
Pero sueñan con provocar vientos febriles
Para soplar con furia en tu albo cielo!

ANTONIO MUNGUIA
MEMORIA:
12 de mayo de 1960 por la acera de XEFH pasaba caminando desde su escuela a su casa y yo la veía al cruzar la calle hasta perderla de vista.
Inspirada con amor y respeto por Norma Blanca
Robles Castañeda.


Dikt Primeras ilusiones amorosas - Antonio Munguia