Poesía española

Poemas en español

Dikt El destino manifiesto

EL DESTINO MANIFIESTO

¿Qué es la Vida, sino la estancia terrenal
Del alma arrepentida en busca del perdón?
El olvido aceptado antes del viaje
A los caminos torcidos de la Vida,
Es una condición de conveniencia
Que le permite al hombre su empezar constante
En la lucha ancestral por depurarse
Del apego a las cosas de este mundo.

Un olvido que ayuda y que a la vez estorba
En el trayecto hacia el Creador supremo,
De cuyo ser nuestra alma desprendida
Quiso ganarse a pulso el gran prodigio
De gobernar al magno y gigantesco,
Infinito y fantástico universo.

Miles de intentos son los que vivimos
Hasta lograr tener la clara idea
De nuestra enorme carga de tropiezos,
A lo largo de vidas destrozadas
Por la ambición de conquistar el mundo,
En lugar del magnífico universo
Que solo comprendemos cuando estamos
Despojados del cuerpo,
En los espacios invisibles
De nuestras almas hogar verdadero.

Al alejarnos del apego innato a la materia,
Ascendemos un paso en el sendero
Que conduce en espíritu a nuestra alma,
Y así logramos escalar el túnel
De vertical distancia hacia el destino
Que a todos nos espera para darnos
Felicidad eterna y remecida
De paz y de sosiego confortante,
Cual creadores de mundos envidiables
Sin más fin que admirar
La inmensidad de dimensiones santas
Enfocadas al bien de nuestra dicha;
La infinita pureza nunca hallada
En la materia que engaña y nos atrapa.

Volvamos nuestra mente hacia el pasado.
No al que en la tierra nos impide vernos
En traje espiritual e incorruptible,
Sino al verdadero ayer que es permanente
Con el hoy y el mañana; el que lo es siempre,
Y al que pertenecemos a pesar de cometer errores
En el camino terrenal y efímero,
Que nos envuelve con sutil destreza
Sin nuestra voluntad a defendernos
Contra las atracciones mundanales,
Que no son sino diques abatibles
Con fuerza espiritual y amor fraterno.

Esas son nuestras armas más feroces
Que debemos blandir en franca lucha,
Para ascender el túnel invisible,
Que sin verlo escalamos sin parar.
Aprendamos a usarlas en el seno filial
De nuestra casa y en la amistosa y fraternal
Tertulia con quienes igual viajan esforzados
Alternando y al lado de nosotros
Buscando su destino manifesto.

Hagamos un conjunto de almas buenas
Dispuestas al rechazo de los premios,
Que el mundo otorga a sus esclavos fieles
Obnubilados por sus fardos huecos.
Pongamos en la mira el alto cielo
Que espera nuestra máxima proeza:
La conquista del mágico universo
Como almas depuradas de materia,
Y todo lo que el mundo representa
En su plan de escalera hacia lo eterno…




1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Dikt El destino manifiesto - Antonio R Munguia