Poesía española

Poemas en español


Dikt La vida es el teatro fisico del espíritu

El dar a la intuición plena importancia
Con mayor fuerza que a lo conocido,
Nos disminuye colosal distancia
Del innato saber al aprendido.

No es muy fácil para alguien respetable
En la escena científica del mundo,
Enfocarse en un tópico improbable
Que la ciencia descarta en un segundo.

Aquello que se palpa y se analiza
Es materia de sólido sustento,
Mas lo que el ojo humano no revisa
La ciencia deja que lo lleve el viento.

Tiene que reflejarse en microscopio
Cuanto aspire a ser parte del planeta,
En tanto espiritual calidoscopio
Refleja mucho más que esa faceta.

Si no se ve, se palpa o se examina
No existe para efectos comprobables
Y el cotidiano usual de esa rutina
Limita los estratos alcanzables.

En el fondo de todo cuanto existe
Un soplo celestial le da la vida.
Ese ‘algo extraño’ que enigma reviste
Responde sólo a nuestra fe crecida,

Que viendo más allá de la materia
Siente el vibrar del invisible espacio;
La mente blinda en dura periferia
Guardándola segura en su palacio.

Al paso del vivir, el desencanto
Llega sin más aviso ni más nota,
Casi siempre con pálido quebranto
Que no hace ruido y de repente brota;

Es un afán de ser protagonista
En el acto final que da vigencia
A este teatro mundano de revista,
Con otro ciclo humano de existencia…

El recorrer del círculo completo
Cubiertos con un cuerpo renovado,
Nos vuelve al fin de la fusión que es reto
Ancestral de unidad por Dios planeado.

Otra esperanza se abre a nuestro empeño
Que con entrega plena nos espera.
Su epílogo deseamos sea el sueño
Inmortal y feliz que nunca muera.

Tenemos la herramienta necesaria
En la intuición o plan de orden divino,
Que guía con certeza imaginaria
Como un apuntador en el camino.

Pero el hombre con ínfulas de sabio
Su propio script actúa desbocado,
Convierte la intuición en un resabio
Indigno de confianza a su dictado.

Por eso el hombre cada vez se hunde
Con más profundidad en su extravío,
Y en libros de hombres cada día infunde
Mayor oscuridad a su albedrío.

Esta puesta en escena se repite
Ciclo tras ciclo en infinito drama,
Donde el hombre imprudente no permite
A la intuición el rumbo que reclama;

Esa fiel y oportuna compañera
Ampara al hombre por la senda oscura,
Y aunque a la mente luzca traicionera
Conduce el alma por la vía segura.

Cuando el humano pasa por la tierra
Dejándose llevar por los divinos
Mandatos de intuición, y a ellos se aferra,
Hasta Dios lo dirigen sus caminos,

Y permanecerá en el paraíso
Fusionado al Señor de las alturas,
Que fue su origen y El que justo lo hizo
Para vida inmortal sin ataduras.


Dikt La vida es el teatro fisico del espíritu - Antonio R Munguia