Poesía española

Poemas en español


Poema Los despojos del camino

A LA VERA DEL CAMINO

Voy dejando a la vera del camino
Un cúmulo de olvidos.
Podrìa llenar un silo atiborrado
De un sinfín de recuerdos,
E imágenes que gritan
A las sordas orejas desfloradas
Que son percheros de insensibles vientos.

Cada encuentro en el cruce de caminos
Quedó sin huella,
Y los testigos que lograron verlo
Enmudecieron de temor..de miedo…
Porque el temple de paz ha dado un vuelco
De ciento ochenta grados,
A lo que fue en un tiempo.
Pero tocó su fondo
Y dejó de sumar sus desatinos.

Nadie quiere siquiera recordar
Porque muy dentro, en la conciencia impía,
Hay un sabor de pena y de vergüenza
Que reclama implacable,
Como si fuera voz de las alturas
Todavía esperando.
Con un amante y paternal intento
Hay un ser indulgente
Aún creyendo en estos inhumanos.

Voy dejando a la vera del camino
Su magnánimo intento en perdonarme
Y mi sana visión de rescatarlos.
Ni yo siento haber sido lo que callan,
Ni ellos exhiben ganas de ser santos
Con su silencio terco,
Y siento que he llenado un silo con olvidos
Que pesan mucho como un fardo ingrato…

CUESTIONAMIENTO HUMANITARIO

¿ Quién dijo que vivir era muy fácil?
¿ Sería acaso el hombre irresponsable
Que deja a la familia en crecimiento
Sin ver su prole como algo importante?
¿ O el solterón empedernido y vago
Que a su paso ha dejado irremediables
Dilemas pecuniarios-demográficos
Poblando de orfandad los arrabales?

La vida muchas veces se complica
Si, con un mecenazgo respetable,
Antepone su altruismo a la autoestima
El hombre espiritual que vive amante
De Jesús y Sus válidos preceptos,
Que a homofóbicos ritos musulmanes
Y a mormónica vida en poligamia,
Supera con Su Ley más responsable.

¿ Quién dijo que vivir era muy fácil?:

El que su propio bien deja al instante
Para entregarlo al prójimo en desgracia
Que a su andar terrenal temprano o tarde,
Como una ruina humana en decadencia,
Apela a que su diestra lo restaure
Y encamine al sendero iluminado
Del Divino Maestro y de Su Padre.


Poema Los despojos del camino - Antonio R Munguia