Poesía española

Poemas en español

Trilce (poema xxvii)

Me da miedo ese chorro, buen recuerdo, señor fuerte, implacable cruel dulzor. Me da miedo. Esta casa me da entero […]

Los mineros salieron de la mina

Los mineros salieron de la mina remontando sus ruinas venideras, fajaron su salud con estampidos y, elaborando su función mental […]

Trilce

Hay un lugar que yo me sé en este mundo, nada menos, adonde nunca llegaremos. Donde, aun si nuestro pie […]

Mayo

Vierte el humo doméstico en la aurora su sabor a rastrojo; y canta, haciendo leña, la pastora un salvaje aleluya! […]

París, octubre 1936

De todo esto yo soy el único que parte. De este banco me voy, de mis calzones, de mi gran […]

Trilce (poema xxix)

Zumba el tedio enfrascado bajo el momento improducido y caña. Pasa una paralela a ingrata línea quebrada de felicidad. Me […]

Trilce (xxxv)

El encuentro con la amada tanto alguna vez, es un simple detalle, casi un programa hípico en violado, que de […]

Trilce (poema liv)

Forajido tormento, entra, sal por un mismo forado cuadrangular. Duda. El balance punza y punza hasta las cachas. A veces […]

Trilce (poema xliii)

Quién sabe se va a ti. No lo ocultes. Quién sabe madrugada. Acaríciale. No le digas nada. Está duro de […]

Trilce (poema xxxvii)

He conocido a una pobre muchacha a quien conduje hasta la escena. La madre, sus hermanas qué amables y también […]

Trilce (poema xlvi)

La tarde cocinera se detiene ante la mesa donde tú comiste; y muerta de hambre tu memoria viene sin probar […]

Trilce (poema xlvii)

Ciliado arrecife donde nací, según refieren cronicones y pliegos de labios familiares historiados en segunda gracia. Ciliado archipiélago, te desislas […]

Trilce (i)

Quién hace tanta bulla y ni deja testar las islas que van quedando. Un poco más de consideración en cuanto […]

Trilce (poema lx)

Es de madera mi paciencia, sorda, vegetal. Día que has sido puro, niño, inútil, que naciste desnudo, las leguas de […]

Guitarra

El placer de sufrir, de odiar, me tiñe la garganta con plásticos venenos, mas la cerda que implanta su orden […]