Poesía española

Poemas en español


Dikt Miseria

Oye avaro hambriento que amas la vigilia
Porque así el tesoro puedes custodiar.
¡Monstruo de ojos hechos a mirar visiones
Detrás de los hierros del área infernal!

Caja enflaquecida de carnes llagosas,
Que encierras un alma que odia Satanás;
¡sapo horripilante, reptil nauseabundo
Que adoras la cresa de tu lodazal!

Cierra bien la entrada de tu cueva oscura,
No hagas luz adentro, que a la claridad
Se entrará el fantasma de tu propia sombra,
Dentro la caverna donde está el caudal.

No oigas si a tu puerta llama el pordiosero
Guarda tus monedas, cómete tu pan;
Guarda tus harapos cuando ya podridos
Caigan de tu cuerpo, ¡pobre Barrabás!

Deja que el desnudo muera a la intemperie,
Deja que el hambriento muera sin comer;
No dejes que nadie se manche las manos
Con tus propiedades, y habrás hecho bien.

Si el prójimo sufre, no es tuya la culpa,
El tiempo no pierdas en la caridad;
No duermas, ahorra tus horas nocturnas
¡que las ratas pueden comerte tu pan!

Huye del contacto de tus semejantes,
Cierra tu caverna para la Amistad;
Vive entre las sombras tu misantropía
¡sin cuidarte mucho de la soledad!

El silencio engendra duendes y fantasmas
Que robarte pueden algo del caudal;
Cuenta con cuidado tu montón de oro,
Cuéntalo mil veces, ¡vuélvelo a contar!

Monstruo de ojos hechos a mirar visiones
Detrás de los hierros del arca infernal;
No oigas si a tu puerta llama el pordiosero,
¡guarda tus monedas, cómete tu pan…!


Dikt Miseria - Federico Bermúdez Y Ortega