Poesía española

Poemas en español


Dikt La voz del tiempo

La voz del tiempo solo canta en la penumbra

En uno de los parterres de los jardines de Babilonia

Crió una vez un pájaro de fuego, de la estirpe de los dioses,

Cuyo cantar causaba el soplo de la muerte

La voz del tiempo solo canta en el silencio

En una de las orgías del rey Nabucodonosor

Cuando las bailarinas recogían sus caireles

Hubo noches, infectadas de perfumes,

En las que los asistentes se bañaban

En las desnudas aguas de los dos ríos del Paraíso

Y se cuenta que la noche,

También desnuda de cintura para arriba,

Desgranaba su cantar profundo

A solas, en una orilla

La voz del tiempo solo canta en la espesura

En uno de los desfiles del rey invicto Darío

Los ancianos legionarios exigieron

Que los jóvenes cautivos se contonearan,

Como bayaderas,

Y en el sopor de las tiendas de toldos de camello

Imitaban los gemidos de las odaliscas

Pero, esa noche,

Una virgen que pisaba una serpiente

Vino a enturbiar los sueños asesinos

La voz del tiempo solo canta en las preguntas

En una de sus batallas, Artajerjes, el insigne,

Viera un ángel que llevaba entre sus manos una copa

Y, mientras los músicos, beodos, aporreaban los tambores

El rey se quedo dormido para siempre

En un charco de sangre milagrosa

Cuando esto ocurre,

Recuas de besos harapientos,

Acuden amarrados a las varas de los carros

Y son clavados en sus pechos por los sayones

Para que no vuelvan a cantar ya nunca

La voz del tiempo solo canta en la derrota


Dikt La voz del tiempo - José Antonio Llamas Fernández