Poesía española

Poemas en español


Poema Lo que del otoño queda

Lo que de los guerreros queda después de la batalla,

En la desolación del paso de los astros,

No es un recuerdo, sino una herida,

No es la muerte o la victoria

Sino el vacío

Ganen o pierdan, sus ojos, con lo que han visto,

No envejecerán como los robles envejecen

Galopando hacia el olvido

Lo que del otoño queda después de tantas hojas amarillas

En la confluencia del invierno que lo acecha

No es un moribundo bosque, sino una inmensa lávana

De fuego al rojo blanco

Para forjar el frío

Ganemos o perdamos, del tiempo, en la batalla,

Cuando llegue la nieve solo veremos ese velo de nácar

Cubriendo las horas amarillas

Nunca, en ninguna guerra, tendrán importancia alguna

Ni el desmesurado arrojo del que combate,

Ni el desmayado llanto de quien sucumbe.

Toda la luz de las estrellas que alumbran las derrotas,

puesta en fila, nos acusa

Solo la luz del otoño curará nuestras heridas

Tarde o temprano, vencedores y vencidos,

Verán declinar el día, regresarán a casa,

Y allí se darán cuenta de que hace frío

Lo que del otoño queda, no son sino pormenores,

Rastros

De estrellas ya extinguidas


Poema Lo que del otoño queda - José Antonio Llamas Fernández