Poesía española

Poemas en español


Poema Me llamo quian long

Me llamo Quian Long, y soy emperador de China

Recluido en un apartado cuarto,

Que llaman “de las tres rarezas”

De la Ciudad Prohibida,

Perfecciono mi caligrafía

Nadie perturba mi retiro,

Y así puedo entregarme a la dulzura

De mis propios pensamientos;

Y ahorrarme los suplicios

De rubricar las condenas

Que mis chambelanes me presentan cada día

Hasta que no alcance la perfección,

No debo signar condena alguna

Para conseguirla, practico

Los esmerados y armoniosos caracteres

De complicado trazo

De la escritura china

De esa forma, he logrado aplazar la muerte

De mi quinta esposa, una preciosa muchacha

Llegada desde las cataratas del Yang Tsé

Procesada por haber intentado darme un beso en la mejilla

Recluido en este cuarto de Las Tres Rarezas

Pulo mi alma para hacerme digno

De que ella llegue a perdonarme un día

Y si ese día fuera hoy,

Y se lo pido a los dioses mis ancestros,

Me sentiría el más feliz de los hombres

Pues, desde mi ventana,

Estoy viendo los almendros florecidos

Me llamo Quian Long;

Dicen que soy un dios,

Y soy Emperador de China;

Pero me niego a ser un asesino


Poema Me llamo quian long - José Antonio Llamas Fernández