Poesía española

Poemas en español


Poema Como en aquella fábula

Como en aquella fábula de Poe,
Hay un hombre sentado en una roca, y el diablo
No aparece.
Junto al Mozomboa que serpentea como si fuese
El tiempo y fluye entre platanares y cañas libres de cultivo,
Hay un hombre sentado en una roca.
El agua calla cuanto sabe su mirada y lo guarda
En su propia hondura.
Los arbustos ni reflexionan acerca de la eternidad
Ni hablan otro lenguaje que no sea el de los anfibios.
No viene un solo rayo a iluminar el rumoroso fluir
De la madrugada entre las ondas del Mozomboa.
El hombre continúa sentado en esa roca,
Acaso se pregunte que diantre sea el silencio,
O la duda, o el caos, o acaso no se pregunte nada,
Tal vez mire el futuro como el negro reverso de los
Montes,
Tal vez algún sonido le trajo a la memoria
Ciertas cosas abstractas, ciertos olvidos de otros años,
Ciertas contradicciones.

Pero no hay un indicio de preocupación
En ese fragmento de paisaje demasiado tranquilo.
La sombra de alguien a punto de morir siente
Estas imágenes como síntesis de sus días pasados
Que, absortos, se difuminan en la superficie
Clarísima del Mozomboa,
No hay nada más complejo – en realidad no hay
Nada complejo-, es sólo el callar de la contemplación.
El hombre desaparece de la roca, y un pájaro
-el vacío – viene a posarse en ella en tanto mira los círculos
Y los círculos y los círculos al caer de un insecto
Sobre el agua.


Poema Como en aquella fábula - José Landa