Poesía española

Poemas en español

Dikt De las formas

De las formas
Había alguien con vida.
No un género
O especie en particular
Pero ciertamente
Algo se expelía:
Una señal
Un lenguaje
O quizás
Una impugnación.
Desde aquellas linfas en torbellino
Percibí entonces un color
Tal vez una tristeza
Como una aquiescencia
Aún no desplegada
Para abrir cualquier herida
Y por ella verter no sólo aliento
Sino también todo latido.
Después supe que estos seres
Regresan siempre a la corriente
Unos por la vía del recuerdo
Y otros bajo el imperio del olvido
Aunque nunca entendí con qué
O con quienes compartía
Y si las formas no son más
Que el lugar de cada instante
En el torrente
Un trasegar de indicios
El signo del caudal
Y el movimiento.
Algo de espuma
Todos venimos aquí alguna vez
A esperar a que alguien muera
Para desnudar con la mirada
Aquella desolación de los sonidos
Al marcharse.
Siempre dejan en el fondo de la ausencia
Un eco de su furor
Un reflejo de su estremecimiento
En la lejanía.
Así si una voz se esfumara
En este instante
Escucharíamos su resonancia
Todavía algunos años
Al igual que las estrellas
Cuya luz ya extinta
Vemos hoy titilar bajo la noche
Soportaríamos su asedio
Tal vez sin percatarnos
De su intermitencia
De su debilidad
Persistiendo como una gota
Sobre la dureza del tímpano
Y del tiempo.
Si tan sólo viniéramos ahora
A esta imprecisión del horizonte
No sería necesario elucidar
Cuál estruendo ha llegado más lejos
O si tal estridencia ha desaparecido ya
De los caminos.
Nos sorprendería quizás
Algo de espuma saliendo
De las grietas
Y la raíz de una palabra
Aferrándose como un vampiro
A la fructífera materia
De la muerte.
Tiempo a tientas
Tiempo a tientas
Lento para penetrar
En la exactitud de los resquicios
Desorientado
Y sin nadie con el de la mano
Que lo deposite en los espacios
Donde todos los engranajes calzan.
Perdido quizás
Entre tanta bifurcación
Atrapado en la urdimbre
De la desposesión
Ligero como las esporas
Ante la incertidumbre de nacer
Cada vez que el sentido del tránsito
Se agota.
Suelto
Y sin ninguna probabilidad
De saciarse con la materia
Y finalmente ciego
Sin más remedio
Que devorarse a sí mismo
Para establecer tal vez un rumbo
Hacia donde no hay lugar
Y nada fructifica.


Dikt De las formas - Juan Carlos Vilchez