Poesía española

Poemas en español

La sombra de la noche

Un niño azul se alarga como hiciera su sombra sin despojarse de carnal frescura. Todo es niño en Toscana: niño […]

Conjuro

¿Desde cuándo la lluvia no me daba alegría? ¿Desde qué época lejana de juegos, carpas blancas y prendas extraviadas? Hoy […]

Textraño

Ahora como entonces todo es cercano cuando estamos juntos: besables las magnolias y los mármoles, propicia confidencias el agua, y […]

Infancia del pan nuestro (13)

Me dijo un ángel hoy: Filo de Alejandría hace tres siglos vio a un radiante extranjero misterioso: sin conocerte supo […]

Cristo de la habana

Gozo es la poesía compartida y el unísono, música: melodía de cuello largo que expande el corazón. Mira el Cristo, […]

Viajes de penélope (27)

Te has dado a la pasión de los espejos quijote de los mares: echas tu vida a pique por la […]

Memoria de un fuerte

A mis hijos, que me vieron nacer En Margarita está linda la mar: la muchacha que fui se lo decía […]

Armónicos (del 13 al 21)

13 Velar dentro del sueño mejor que en la vigilia, no sea que se fugue el ritmo. 14 De arremansarse […]

David de el salvador

Su corazón es forja de poemas y basta alzar la vista a dar con cielos oblicuos, como Giotto los pintara […]

Cartas interdimensionales (2)

Mientras aguardo ante el papel en blanco la precisa intuición que inaugure el desfile de palabras, un arqueólogo en Lima […]

Perspectivas

No es ver la luz lo original: el que la luz nos vea resulta imprescindible para amarnos mejor. La soledad […]

El hijo deseado

Poco ha cambiado el mundo mas crecimos nosotros entre sombras, la fija luz mutando cada vida. Quise rendirte un hijo: […]

El arca de los sueños (43)

ce reveur définitif Andre Breton El rostro verdadero de los hombres se refleja en la espalda de la luna: cargadores […]

Viajes de penélope (39)

No basta con tejer para la espera es preciso viajar: volar la pluma por la ternura encuadernada en sueños: chalupa […]

Viajes de penélope (50)

Año tras año diste muerte a los tercos pretendientes que orillaban mi patio: desde fuera del tiempo los vencías antes […]