Poesía española

Poemas en español


Dikt ÑaÑaras

Traen la ropa quemada,
La cocción se pasó
De su tiempo.
A ella se le ha inflamado
El nervio ciático
Por acostarse en la cama
Con uno, dos, tres, cuatro…
Muchos hombres;
En una, dos, tres, cuatro…
Excesiva cantidad de noches.
¡Shucos! ¡»no, son chucos»!
Shucos son los que venden en la U
Para los que no tienen mucho pisto
Y para los que lo tienen
Y prefieren gastarlo
En los chupaderos.
Regresan a galope firme
Con borrador en pezuña
Los poemas dignos del desorden.
A causa de la desorganización
No supieron controlar
A los zancudos
Que los picaron por aquí, por allá
Y hasta por todos lados.
Hoy no hay tamales,
Pero sí hay chuchitos,
Sino, pregúntenles a las patojas
Que se quejan
Por tener que soportar
Improperios a granel.
Por eso otras no tan patojas
Pero sí bien pilas
Sacaron el chicote
Para pegar en seco
O en mojado
(en la mayoría de los casos)
A los chuchones
Y dejarles paches los ojotes
Porque les quieren andar viendo
Las carnes
A todas las chatías en general.
Mañana no hay tamales
Y la historia no se repite.
¡Joder!
A eso se ha dedicado
Este palabrerío
Que mejor prefirió
Ser una sátira
A tratar un delicado tema
Acerca de una revista
Que en determinado momento
Se coció.
¡Salúd!


Dikt ÑaÑaras - Luis Alberto Palacios Román
 »