Poesía española

Poemas en español


Dikt Iii

El agua que reposa en los cangilones,
La luna que surte de fulgores el paisaje,
La sombra engrandecida de los árboles,
El sueño de los pájaros, el nocturno
Revuelo de una boca en la sábanas,
En cuartos umbrosos, de luz macilenta,
Cuando el amor despide una fragancia
Nueva, un lírico temblor, una caricia,
Como si el sol no fuera a venir nunca,
Como si no se dictasen horarios laborales,
Autobuses de línea, sirenas de astilleros,
Como si el nuevo día no trajera consigo
Un triste enunciado de prisas y amarguras.

Quiero quedarme en la caricia del alba,
En el táctil remanso del cuerpo luminoso,
En el vino que aún escarcha nuestros labios,
En el profundo anhelo que el corazón irradia,
Para que no vengan soledades que crezcan
Como helechos sangrantes en las cornisas,
Para que no haya periódicos tempranos
Anunciando noticias demasiado solemnes,
Para que todo sea como este instante eterno
De manos que se buscan y se encuentran,
De ojos que rastrean los perfumes invictos
De la noche, el mar que salobre empuja
El perfil de la roca, el jardín detenido,
El rosal que descansa en el albor de un patio.


Dikt Iii - Luis García Gil