Poesía española

Poemas en español


Dikt La rodilla de clara

A Eric Rohmer.

En tu rodilla toda la armonía.
Desarmados todos los principios
Tu boca era un pájaro que volaba
En la última luz de la tarde.
En tu rodilla toda la belleza,
Y una tarde de lluvia que encendió
El tacto, la caricia secreta, tímida,
Que se abandonaba, que escondía
En su pudoroso consuelo las señas
Del deseo, de las pasiones,
El perfume luminoso de las flores de estío.
En tu rodilla toda la agonía,
El desierto de las manos que se murieron
Buscándote, la leve ternura atravesada,
El soplo de la muerte que aún me aflige,
El paso que duda, la sombra que desarma.
Y acudió el otoño con los primeros fríos,
Y te dolió el amor traicionado, los golpes
Que irían sacudiendo las claves de tu corazón.
Tus lágrimas cayeron lentamente al precipicio
Oscuro, ojos bañados en aguas silenciosas,
Salado temblor de adolescencias,
Rizos rubios cayendo en las manos del atardecer,
Que apenas intuían los trajes del invierno.
Yo dejé mi mano dulcemente en su rodilla,
Ahora lo recuerdo con claridad y gozo,
Las marcas del deseo bañaban mi rostro,
Y pienso, en ese instante que ya no es,
Pienso que en tu rodilla
Se refugiaban todos los crepúsculos,
Todos los deseos de la vida que escapa.
Y no me siento mal por recordarte,
Mi vejez se consuela trayendo tu memoria
A estos días cotidianos, silenciosos,
En los que me pregunto todavía ¿Qué habrá sido
De ti, qué nuevas manos habrán tocado tus rodillas?


Dikt La rodilla de clara - Luis García Gil