Poesía española

Poemas en español


Poema Mosaicos de la tarde

La tarde venía acompañada
Desde temprano
Estaba rondando
Con sus mosaicos azules-blancos
Tibios, barnizados por el duende
Y sus aromas de incienso
Dulces, lejanos.
Una alcancía de alcobas
Con el centavo lustro, cobrizo,
Aquel que paso tanto
Por las hendiduras de madera
Del juego de fieltro verde,
El juego que nunca acabo
De comenzar.
Desde mis ojos
Se derraman resquicios, claman los años
Que me han llevado a los océanos
A mi lago plano.
El barquito de las aulas
Tiene velas,
Lo toma neptuno y su tropel
Se embala, regio y suelto
el alma me tiembla
atada, en aquel mástil
estremecida y borracha por las noches
Y días.
Me nace el canto ahogado
Se escapa suave
Entre los labios
Anegado y libre
Conversa con el acordeón,
De mis instintos,
Su música
Penetra hasta el mago
El que me devuelve mis sueños,
Me transforma en su océano
En mi lago verde-azul.
Me trama en esta mañana de febrero
Que anida en mi garganta
Muy cerca de ti
En la habitación.
Desde muy temprano
Me estabas rondando
Mi cuerpo,
Con tus dedos de mosaicos azules-blancos
Tibios barnizados
Por tus aromas dulces, lejanos
Los de mi juego
Los del océano blanco


Poema Mosaicos de la tarde - Luis Gilberto Caraballo