Poesía española

Poemas en español


Dikt Vii (retamas)

N0 hay remedio: doblad la rodilla:
Bajad la cabeza,
Y sufrid que os oprima y estruje
La planta del déspota
Si los amos esgrimen la fusta
Que estalla soberbia.
¡Ah! ¡Silencio! En los trémulos labios
Ahogad la protesta
Porque aún reina en el mundo a
La ley de la fuerza.

Vuestro arado, los surcos rompiendo,
Rotura la tierra:
Trabajáis sin descanso, y el fruto
De ingrata faena
A sus amplios arcones sin fondo
El fisco se lleva.
Entre tanto en la choza de bálago
Morís de miseria.
Continuad vuestra obra: la exige
La ley de la fuerza.

¿Os envuelve tal vez, implacable,
La inicua sospecha?
¿Os injurian los falsos escribas?
¿Os abre sus puertas,
Como un monstruo sediento y maldito
La ergástula negra?
Esperad y sufrid ¿qué remedio?
Quien sufre y espera,
Podrá un día romper en pedazos
La ley de la fuerza.


Dikt Vii (retamas) - Luis Muñoz Rivera