Poesía española

Poemas en español


Dikt Rosas rojas para una dama triste

Lo que ocurre indefectiblemente con una
/dama triste
No es la muestra de lo que la prestancia puede
Sino lo que nuestro infierno debe darle
De beber a una sedienta dama clausurada para
/el matrimonio
Debido a las tortuosas consideraciones de la
/moral cristiana
Empleada en beneficio de las instituciones
/parroquiales
Y de los curas monarcas absolutos de sus
/conventos
A pesar de todo ésta es una tristeza que a
/veces logra salvarse
Por medio de elegantes cabriolas de cuñados
/hermanos primos
Y toda suerte de bichos que poseen un hermoso aparato
Genital y esto es lo que ocurre en la menor parte
De las ocasiones

Un silencio un rezo desgranado como un insecticida
/colocado al borde
De una jeringa descartable un morderselos dientes
La sangre que apesta cada 28 días o cada
/vez que ese recuerdo
Logra abrir una brecha como un barreno sobre
/los movimientos
De la imaginación pero esto no es todo: desconoce
La delicia de la muerte pequeña y sus manos se vuelven
Símbolos del sexo o símbolos del rezo que es más
/o menos lo mismo
Y encienden lentamente una vela
Que siempre estará húmeda entre otros muslos
Entre otros labios entre otros senos
Sólo la luz se corta en la angustia maravillosa de sus
Atisbos de felicidad y un pequeño niño hace las
/veces de un cloqueo
Inocente y entonces sólo un ramo de rosas rojas
Puede combatir ese estado de tristeza cataléptica
Y a pesar de todo se descubren a veces las espinas
Que están entre las rosas y entonces cómo duele
Cómo arde silenciar los gritos de las piedras

Estas tristes damas
Sólo saben calcular el eco de una flauta sobre
/los pies desnudos
Y conocen la idolatría de sus cuerpo las ventajas de
Afeitarse por la noche el temor de babear por cuento
Miembro ágil se coloca al alcance de sus
/manos esa cualidad
Terrible de saber que ese objeto soñado
/soslaya unos muslos
Queridos familiares
Entonces es cuando la piel se pone blanda en
/ caso de encuentros
Inesperados de relaciones femeninas en lugares
/remotos y a horas
Desacostumbradas examinan cuanta posibilidad
/les permita regresar
Al rito de autocontemplación frente al espejo
Provistas de sus manos crispadas arrugadas arrugadas
/como manos de locos

Entonces suele aparecer el primero y último
/ hombre de su vida
Sus ahorros tienen la característica de un mágico imán
Y a pesar de conocer sus diferencias proverbiales se dan
A toda máquina y es entonces cuando sus
/coyunturas no responden
A la garganta juvenil del sexo que intensifica
/los amueblados
Gastos diariamente llevando a su propia
/cama otros cuerpos
Otras bocas que saben disfrutar de la euforia
/que los dioses
Le niegan a la dama triste que recibe rosas rojas para
Combatir por siempre su tristeza.


Dikt Rosas rojas para una dama triste - Mauricio Marquina