Poesía española

Poemas en español


Dikt Procesador de datos 60

Cuando lo doy por supuesto mi rostro es bello,
algo gira en el núcleo recóndito hasta las profundidades
y se hunde en la oscuridad.
muy lentamente se despierta para vivir
ese ángel de mi intimidad,
mi íntimo espíritu que se mantiene suspenso en el aire
extendiendo su dedo hacia fuera: hacia un humano rostro sobre mi,
porque comprensión es germinación
con un toque de inspiración y eléctrica belleza.

Los objetos circundantes danzan,
quizás hablan de sus más personales frecuencias,
semejan vastos y apasionados cuencos,
como si un secreto código se hubiera resquebrajado
y abierto para ellos.
Nosotros, asimos la estructura interna
y esta se multiplica en su belleza.
Talvez el rostro sea también una abstracción;
como dice una escritura:
desde el momento en que se ofrece el primer sacrificio
el pan del ritual, el cual significa:
frente, boca, nariz, mejillas, ojos, mentón y cabello.
Se toma el pan del ritual y se corta en trocitos,
luego el rostro desaparecerá, será sacrificado
y sus sobras sólo serán un abstracto enigma.
¿Qué es lo que cuelga detrás de su rostro que debe ser aclarado?
Es necesario arrebatar algunos puntos fuera de un espacio
y distribuirlos aparte y tardíamente como en un mosaico:
nariz, boca, ojos, y frente volverán a fijarse en sus lugares
en la incisión de la estructura,
la estructura de la belleza y del entendimiento.

Cuando lo doy por supuesto mi rostro es bello,
expandido hasta las dimensiones de una amplia puerta
en cientos de sombras de color sobre el papel.
En el barro, ángulos y cortaduras.


Dikt Procesador de datos 60 - Maya Bejerano