Poesía española

Poemas en español


Dikt Capricho tropical

Este día

Existe en el ambiente la maravillosa impresión

De la resaca de la naturaleza.

En el torrente del Orinoco

Fernando de Oviedo encuentra el misterio de las sirenas.

Fluye un tiempo fósil

En medio de la selva amazónica.

Una lágrima de jaspe desciende del infinito:

Es el dolor de la Osa Mayor.

Me resigno largamente

A la humillación del olvido.

Fallece en la soledad un mariscal

Y un confiado soldado de Bolívar imaginará

Haberse convertido en aquel agraviado.

En el lienzo donde el título llevará La ultima cena

Un ilusorio Leonardo sin temor inmortaliza

A la mujer de un pasado de cristal.

La mirada perdida de Felipe II escudriña

La infamia sembrada

En los señoriales reinos americanos

Por los conquistadores y los misioneros.

El ocaso ronda doliente

La casa del cóndor convertido en Atlas.

El santo grial muere en la lava del Vesubio.

El Che ve en el manantial la traición de Fidel.

Moctezuma manifiesta a su súbditos

Que la delicadeza de la eternidad

Es tan frágil como la grandeza.

En alguna parte del Cuzco a Monte Grosso

Los españoles no pudieron evitar el éxodo de los incas.

En un pergamino imprimen la orden

Que convertirá en presidiario a Francisco de Miranda.

Isadora baila desnuda en el Templo del Sol.

Un aventurero termina de encontrar

El legendario país de El Dorado sin confesarlo a nadie.

Todas esas menudencias de tiempos remotos

Regresan como un huracán de la memoria

Y esos ociosos detalles regresan

Porque el rumor de la eternidad

Te ha herido con sus fábulas.


Dikt Capricho tropical - Miguel Prado