Poesía española

Poemas en español


Dikt Solamente 15

I

Sólo mil veces he tocado

Todo tu leve cuerpo

Sólo mil veces

Tu selva entre las piernas

Sólo mil veces mis manos

No han descifrado otro ejercicio

II

El tiempo menos vano

El río es del tamaño del enigma

Un dios,

Seguramente un dios,

Rescata los argonautas del olvido

III

En esta mesa,

En esta última cena,

Llega inocente la traición

IV

El verdugo no concede

Mi último deseo de hombre

En las calles hay mujeres de todo tipo

A mi me acusaron de algo,

Eso lo sé,

De mi fortuna no puedo hablar.

V

El último destino

Es el mar

El río llegó primero

Pero

Nunca he sido el morir

VI

Sucedió en el último reino,

Un caballero acordó una gris sentencia.

Nadie rogó.

Llegó el triste final.

Aconteció por vil escarmiento a ejecución.

No importa si fui Aquiminzaque

O el rey de todo aquello

VII

Antes de cantar el gallo lo negó

Tres veces

Primero en el bazar

Luego al frente de la mezquita

Y por último camino a casa.

La mentira es el oficio más sencillo.

VIII

Terribles infamias

Y malévolos designios

Anticiparon el orden de la profecía.

Añoro

La última tarde

En que falleció el amor.

Amo del escenario

IX

La casa solitaria

Nido

Del silencio.

Posada de fantasma.

X

La lluvia ampara un río intrincado

Con poca vida en la casa.

El pánico de las rosas

Invade el jardín

Cerca de la calle

Montones de objetos

Y lodo arrastra.

Sólo salvamos poco de nada

Y aceptamos

Lo que conjuga el destino:

Caos y miseria.

XI

Un pecado peor

La última

De las lentas

Horas de agonía.

Mañana

Voy a invadir

El sentido

De una parábola.

XII

La melancolía fatiga los recuerdos.

No es menos

Eco de enigmas.

Es un alud de desgracias

En que naufrago yo

Con ánimo de herido.

XIII

El hombre retó a la muerte

Y es el escogido.

El ocio inagotable de la aventura.

El peso enorme del disparo.

Cada ejercicio

Es una grata locura

Que indagaste sin sentido

XIV

Los actos compartidos

Con las naves de Lepanto.

El lucero seguido

Por los reyes

Y la sonriente luna.

Juan de Austria no sabría ordenarlos

Es el libro del tiempo

O la magia de un sueño con cosas raras

XV

Música de selva

Dulcemente de todas partes.

Se desprenden melodías de dulce cadencias

Es un mágico alud

De aves del trópico

Extraordinarias criaturas

Con memoria

De libertad


Dikt Solamente 15 - Miguel Prado