Poesía española

Poemas en español


Dikt El hombre

Proviene de una despeñadura enloquecida. Insinúa una suave sonrisa
Divinal. Respira la celeste mirada de su sol. Consume la agónica tristeza
De las hojas. Interpreta la silenciosa huracandad del tiempo. Cavila
Debajo de la noche y la tormenta. Desangra en las cinco parcelas de la
Tierra. Navega entre borrasca, grito y alborada. Agoniza en la nieve, en
El llanto y en el plato. Cabalga con toda la tristumbre de los montes.
Transita en tempestades mundanal miseria. Maldice las horrendas torturas
Del hermano. Consagra la levadura eterna de los panes. Conoce los pasos
Permanentes de la sombra. Despliega temores, ramalazos y portentos. Se
Agita en el fuego bravío de la mar. Se afinca en la locura en lucha con su
Pena. Mendiga la lumbre de la gota en el alambre. Quisiera recuperar el
Curricán perdido. Tritura las indómitas fieras que lo acosan. Renace de
Entre la podredumbre de la fosa. Se entrega en las redes de un tiempo
Submarino. Violenta volcánico la luz de otras estrellas. Arremete contra
La infancia alada de las rosas. Se enrumba delirante al acecho de otra
Aurora. Se astilla ante el antiguo malecón del puerto. Desgarra el alma
Fulgurante de la flor. Se inclina sobre los fogonazos de sus huesos. Se
Aferra a las entrañas de su viejo pan. Llovizna sobre la polvareda de sus
Sueños. Desguaza furente el huracán en alta mar. Desgaja las indomables
Fauces de la sombra. Se eterniza sepultado en la fragua de la guerra. Se
Esfuma entre las ventanuras del azul. Nos acusa, nos grita y nos reclama.


Dikt El hombre - Pablo Mora