Poesía española

Poemas en español


Dikt » nunca tendremos casa, ni paciencia ni olvido»

Enrique Molina
«En medio del lago, el castor se sumergía y volvía a salir a la
Superficie. Mientras lo veía, moverse por el agua en amplios
Círculos, a Wharton le pareció que el animalito les había sido
Enviado, que les habían ofrecido una rama de olivo y que no estaban
Lejos del hogar».
Tobías Wolff
Testimonio entre ríos

El dolor de los olvidos es una mirada, digo
Y estiro mi mano hacia un barco. El olor
De los muelles es un lugar.
A veces llaman, mientras mi corazón está
Ocupado en la turbidez de un río de frontera:
El modo en que se concentra
Sobre la vendedora de la terminal de ómnibus
Y le ahueca los ojos.
Me abro paso entre vasos de papel, voceros
De naranjas.
A todas horas escucho el trajín
De las calles que no son las avenidas
De la historia.
Desaparezco – y me olvidan –
Usando un cielo incoloro por sombrilla.
El viento trae las noticias:

Tarjetas empolvadas de invitación
Que llegan irremediablemente tarde, informes
Sobre lo que sucede en esta ciudad
Que nunca mira las barcazas junto al río.
Mi vida es dada a la vida
(los rasgos de la cara disueltos en la lluvia
Como los de un poblado tropical)
Me vacío
Ante la resistencia del aire, con el
Mismo gesto con que muchas mujeres se desnudan
Ante una ventana imaginaria.

Y es casi un disparo en la noche
La forma que elige la seca penetración
De lo real:
Un crimen sin testigos ni amarras, en la
Opacidad de los días.


Dikt » nunca tendremos casa, ni paciencia ni olvido» - Paulina Vinderman