Poesía española

Poemas en español


Poema Llorarle era bueno

No pude llorar ayer
porque era anti práctico
además
me la he pasado
llorando por dentro
¿qué más da hacerlo por fuera?
-pensé
antes llorarle era bueno
“como un cuervo
viudo
disecado…”
ser el cuervo
es otra cosa
me despertó una pesadilla
ojalá fuera igual
con las pesadillas en vivo
aquí una no despierta
hasta que llega
al final del túnel de la angustia
me levanté
porque estaban
por vomitar
mis ojos
entonces pensé
que era el momento
de salir al patio
lloré un cigarro
regresé
para encender esta pantalla
que me ha consolado
en situaciones semejantes
(es patético
pero debería promocionarse así)
leí a bea
dice que la hice llorar
(bueno
una bola de incertidumbre
y yo entre ellas)
leerla
me hizo llorar
¿haremos una cadena
de supermercados
del llanto?
con anuncios como
“vea los precios y llore”
“mire de nuevo su cartera,
no le da tristeza?”
“¿está usted sola?” llore
“¿está usted acompañada
y se siente sola?
grite y llore”
yo entré al correo electrónico
alguien
me escribió:
“me duele demasiado que te vayas
del reino”
me hizo llorar
me escribió también madriz einsamkeit
para aclararme
qué significaba su nick
“EINSAMKEIT es soledad en alemán”
me dijo
he estado pensando
en los últimos minutos
si él tendría inconveniente
en compartir conmigo
el sobrenombre
le escribí esto
“me despertó una pesadilla
y tengo miedo
de dormir de nuevo
y soñar la segunda parte”
“es sólo un sueño”
pensaba
y luego me retracté
es el sueño de mis miedos
y mis angustias
y es malo
muy malo
que me agarre dormida

así no puedo defenderme
de mí misma

II

Finalmente salí ayer al patio
después de la cena
a intentar el llanto
es como estar constipada
y es peligroso
no sacar los desechos
a tiempo
me llevé una libretita
por si acaso
podía canjear lágrimas
por versos
nada
no había nada que
me hiciera llorar
ni la llanta vieja
ni la premonición
de que estaba cerca
el día
de tener el patio
para mí sola
solo la luna
refulgente
redonda
como si me mirara
como una reina
compadecida
de la plebe
le escribí esto:

“la luna
no dice nada
-siempre tan discreta

yo rumiaba

la luna quieta
y callada

le decía cómo duele
cómo llueve en mi alma

la luna está muda
y plateada

yo entiendo cuando
está llena de palabras
de confesiones negras
y se desnuda
vomitando todos los secretos
menguando en silencio

el sol nunca aparece de repente
lo hace suavemente
porque cuando una quiere estar
a solas con la luna
dan ganas de sacarlo al sol
con una patada en el trasero

yo rumiaba

la luna sonríe
levemente
muestra sus manchas

vuelve a su mudez
como una viuda camuflada”

luego entré
me dormí
tuve la pesadilla
y lloré

III

él duerme
me asomé
por la ventana del cuarto
eché un vistazo
y parece que duerme
más o menos bien
no puedo mirarlo
a los ojos
desde la tarde
y ya son las 5.56
de la mañana
del día siguiente
creo que
esta vez me chingué yo sola
repartí mal el sufrimiento
cuando estuvimos a la mesa
me quedé con la mayor parte
por eso él puede dormir
y yo
me revuelco
de dolor
sobre un teclado

pensé
que estaba cansada
de teclear
mi verano malogrado
pensé:
“quizá el cansancio
quizá ya tengo sueño
ahora podré dormir
sin que me importe nada”
me dije que fumaría
un cigarro más
y luego me acostaría
pero me punzó el miedo
¿y si sueño con lo mismo
de nuevo?”
entonces
escribí esto
seguiré escribiendo
hasta que se duerma
el miedo

IV

estoy cansada
de escribir
como si hacerlo
fuera un amuleto

V

analizaba…
si la pesadilla me despertó
para hacerme salir
de mi hamaca
después al patio
para llorar
entonces
voy a
salir ahora al patio
y lloraré
hasta
que me devuelvan
a mi hamaca
el cansancio
y el sueño

(abstract reasoning es mi segundo talento
según emode. com)

VI

llorarle era bueno
porque lo hacíamos
en relevos

VII

¿dónde?
¿dónde está el amor,
carajo?!!
cerré los ojos
llamé un taxi
y lo esperé llorando

(qué coincidencia
este poema lo he escrito varias veces)

VIII

Luis (madriz eisenkaimt)
quiere compartir
conmigo,
eso me hace feliz
(me siento menos sola)…
él escribió esto junto
a su pintura en un muro
de madrid

“para ti
mi compañera
de senda”

ya puedo irme a dormir


Poema Llorarle era bueno - Sabeli Ceballos Franco