Poesía española

Poemas en español


Poema El prÍncipe acosado

Habito desde hace unos meses en una fortaleza gigante de

Paredes altas donde las puertas

Están siempre cerradas

Un príncipe como yo, necesita morar en un castillo verdadero
Sin embargo, aquí en Kronborg Slot el palacio de mi heredad está encantado

He visto varias veces al fantasma de mi padre en las escalinatas

Y he observado desde lejos a mi madre con Claudio

Unos demonios lácteos: mayordomos y pajes, a simple vista,

Parecen serafines

Deambulan como espectros por los salones y aposentos

Y pugnan ángeles y taumaturgos con malos agüeros

Para derribar sus mentes.

Mis huéspedes se perturban y algunos súbditos

Se quitan la vida inesperadamente,

Aquí en Helsingör

Es posible que me equivoque con mis siervos,

Pero, muchos de ellos se quedan recluidos en sus maleficios

Y los ángeles malos se apresuran entonces por los corredores

Con sus espadas

o con cadenas y los cuelgan de las sienes

Un ángel vestido de blanco aseveró que con los brebajes

Los genitales no funcionan y que nunca seré padre,

Y se rió a carcajadas.
¿No es cierto? Aquí ha ocurrido una rebelión, mi pobre Yorik.

Los vasallos y mis queridos parientes me han despojado

De mi honrosa valía,

Hoy soy un príncipe frágil temeroso

Prisionero en la torre de Kronborg, después de varios días.
No obstante aguardo el auxilio de otros nobles para vencer a los cobardes

Y luego cerraré mis ojos y me echaré volar sin rumbo

Cansado de intentar ser el príncipe Hamlet.


Poema El prÍncipe acosado - Sergio Badilla Castillo