Poesía española

Poemas en español


Poema Querido bertolt

(respuesta de un hombre futuro)
Cierto que escapamos de un tiempo sombrío, pero
Siguiendo las implacables leyes de la física, saltamos de
La sartén para caer en el fuego. No obstante, también el
Fuego ha cambiado, queridos antepasados, como todo lo
Demás. Ya no es una llamarada que destruye lo que toca
En cuestión de segundos. Ahora es un fuego frío que va
Socavando la esencia misma de las cosas sin cambiar
Apenas su apariencia, pero descomponiendo el interior
Hasta convertirlo todo en un cascarón hueco.
La injusticia sigue existiendo, pero ha aprendido a
Vestirse de etiqueta. Se escuda tras la ampulosidad de
Términos vagos, que la salvaguardan de la humillación
Pública que en el pasado pudiera provocarle su propia
Desnudez.
Sigue existiendo la guerra, el más vergonzoso de
Todos los inventos del hombre, pero también la guerra ha
Aprendido a mutar, a transformarse, a vestirse con
Pieles de cordero. También han cambiado las armas: Las
Ametralladoras, las bombas, el napalm, se nos antojan
Hoy armas inocentes. Esta era nos ha traido el arma más
Temible: la publicidad. Así, el control de los medios de
Difusión se ha convertido en algo estratégico. No es más
Poderoso quien más mata, sino quien mejor sabe vender
La filosofía según la cual esas muertes eran necesarias.
Hoy los rostros de los justos están desfigurados,
Roncas sus voces, pues ya no es posible ser amables en
Un mundo en el que la amabilidad se ha convertido en el
Vehículo de la hipocresía, en un tiempo en que se
Enarbola la palabra verdad para justificar todas las
Mentiras, en una era en que todas las palabras
Finalmente han sido prostituidas por el uso aberrante
Que los humanos hemos hecho de ellas. Admiro y
Envidio tu optimismo, amigo Bertolt, pero el tiempo en
Que el hombre sea amigo del hombre es posiblemente la
Mayor utopía que puede concebir la mente humana. Tal
Vez nos quede, paradójicamente, una esperanza que
Proviene del horror: La deshumanización, el control de
Todo lo que nos rodea, que ahora ejercen los grandes
Holdings y que muy pronto estará en manos de las
Máquinas, puede ser el estallido que nos haga despertar,
La piedra sobre la que se edifique una nueva humanidad,
En la que aprendamos a vivir de otro modo, a desterrar
Todas esas palabras y a prescindir de todas esas
Vanidades que nos han llevado a este punto en el que
Hoy nos encontramos.
¿Podremos pedir nosotros indulgencia cuando llegue
La hora, si es que acaso el futuro es posible, si es que el
Hombre puede al fin salvarse de sí mismo?


Poema Querido bertolt - Sergio Borao Llop