Poesía española

Poemas en español


Dikt El amor es un niño

En la noche como una sombra de estrella
Harto de pechos vacíos un niño se escapa
Y sentado a la orilla, en un banco de piedra
El tiempo conforme, a su lado descansa.

Es la costumbre un trono de perla
Obediente la hoguera tibia la leche
Pero el niño impaciente después de una mueca
Se larga, sensible de un juego rebelde

Las acacias revientan de flores rosadas
Y se mueve el verano con la danza de marzo
Como un destello de estrella, le vi que pasaba
Disfrazado de niño, pasó, ignorado de llanto.

Sus ojos, rayo de luces, manantial de cristales
Como un estanque entero y a la vez traspasado
Adornando impasible el color de la tarde
Rozándome apenas, pasaron y siguieron de largo

No crean que me quejo, porque hoy no lo tenga
Esta ingravidez triste, otra vez pasará
El amor cuando llega nunca cierra la puerta
Y una tarde cualquiera, a otro, también se le irá

El, como yo, riendo con un traje de luto
Encandilado en el oro soberbiamente bruñido
Le verá renacer como le ha visto el mundo
Por muy viejo que sea, el amor es un niño

Desde alguna parte del verano, una melodía
Como pétalos que caen se mezcla con mi libro
Me trae ¿Un sueño? No sé, como una cuna que mecía
Y sonrío porque llevan las acacias aquel mismo vestido.


Dikt El amor es un niño - Vladimir Rosales Merino