Poesía española

Poemas en español


Dikt Los olores

A Luis Rafael Gálvez,
en L. A.

He aprendido en Schuaima
El arte de respirar,
El arte de oler
Los aleteos de la lluvia o de la música,
El aroma del mar
Cuando duerme sobre el olor a brea de las pequeñas embarcaciones.
Sé cuándo la noche
Está pintada de estrellas y ovellones,
Cuándo la brisa trae Canciones
Colgadas en las hojas envejecidas de perfumes.
Sé leer con mi nariz
Un libro virgen,
Un poema embalsamado de aceites.
Gracias a mi olfato
Me saturo de flores y velámenes,
Sé a lo que huelen las muchachas;
Suerbo con mi nariz rizada por el viento
Sus faldas invadidas de geranios
Sus cabellos apoltronados de fragancias
Oscuras, rubias o castañas.
He aprendido en esta Terra
Que las cosas se ven mejor con el olfato.
No hay ningún recuerdo, ninguna brisa, ningún beso
Que logre escapar
Al hálito respirado por una nariz enamorada.
Sé de qué olores se visten
Las hormigas, las piedras, los grillos,
Las noches lluviosas y lejanas.
He aprendido a capturar
El aroma de las cosas «inanimadas»
Los maderos, las esferas, las semillas,
Las ventanas de las enamoradas
El viento cuando no trae otro perfume que el silencio.
He aprendido en Schuaima
El arte de respirar,
El arte de embriagarse con el cosmos,
Con la danza púrpura de las flores,
El arte de distinguir sin más presagios
Que el espíritu y el cuerpo
Convergen donde empiezan las fragancias
Y que el corazón queda muy cerca de la nariz.


Dikt Los olores - Winston Morales Chavarro