Poesía española

Poemas en español


Poema PrÓlogo

Yo no hubiese sido ese secuestrado, ese payaso
Que sometido a las oscuridades centelleantes de la habitación,
De la habitación con ventana hacia la noche y la nada,
Siente por no morir, sangra por no llorar,
Y que con una lámpara vieja. toca con sus videntes dedos
Los alambres intocables, que desnudos,
Hacen el corto circuito de la palabra y su negación.
Yo hubiese tenido una vida tranquila, un calendario barroco
Adornado de felicidades pasajeras, hubiese tenido una mujer sin contradicciones,
Hubiese poseído despreocupaciones,
visto el hambre y no empuñar el grito
asistido a fiestas sin aborrecer el baile,
bebido vino sin embriagarme de verbo,
caminado hacia delante y no volver a la memoria,
conquistado musas y no conspirar poemas,
comido “cócteles” sin sentirme literario,
corrido por lo desconocido y no se Minotauro,
subido yo solo al valle sin sentirme Sísifo,
vivido el mar del camino y su oleaje sin retratarlo, hubiese
Pasado por el mundo como si nada cuando todo.
Si no fuera porque un día tomé al dictado lo que la vida me decía,
Yo, desenfadado, sería el hombre más feliz de la tierra y,
Como la eternidad,
Seguiría siendo el joven inmolado que disfruta del mar y el sol
Y otras simplezas.
Si no fuera por ella yo hablaría felices nimiedades,
Miraría sin observar, incoaría demandas judiciales, oiría la lluvia
Sin escuchar sus solfas, bajaría a los infiernos sin chamuscarme, me preocuparía
Por nada, me retrataría sardónico en las fotos familiares y definitivamente
Tendría más dinero en los bolsillos, si no fuera por ella;
No hubiese leído a Borges, a Hesse, a Cortázar, a Vallejo,
No iría al teatro, no tendría mi habitación tapizada de papeles,
No hablaría de libros, nombres, sombras y muertos; no me desesperaría
Ni sufriría insomnio a altas horas de la noche, si no fuera por ella.

Si no fuera por ella, yo tendría, se lo digo a la lámpara quemada del escritorio,
Yo tendría una vida sin adjetivos si no fuera por la poesía.


Poema PrÓlogo - Alfonso Fajardo