Poesía española

Poemas en español

Dikt La paja en el ojo ajeno

Reconocer con modestia
Lo que injustos sometemos,
Muy poco aceptar solemos
Para evitarnos molestia.
Emulamos a una bestia
Con pujos de gran poder
Y, con engaño de ver
La bondad dentro del mal,
Optamos por ser igual
Que el infame lucifer.

Con displicencia insultante
La paja en el ojo ajeno
Señalamos con veneno,
Sin ver la viga gigante
Que obnubila en ese instante
A nuestro egoísmo añejo,
Y refleja en un espejo
A modo de nuestro gusto,
Juzgando de ser muy justo
Lo que es más que disparejo.

Si fuimos los artesanos
De lo que juicio requiere,
Bondad absoluta infiere
Por surgir de nuestras manos.
Y a nuestros pobres hermanos
En todo les damos veto
Y en rictus de «estate quieto
O te verás en problemas»;
Cristianos de laicos temas
Exigimos el respeto.

Ojalá que el tiempo traiga
Muchos premios y castigos
Donde a amigos y enemigos
Con fuerza el bien nos atraiga.
Y viendo que nadie caiga
Nos envuelva en un abrazo,
Como divino cedazo
Que bajo su sombra ampare
Lo más fino y lo repare
Al vencer el vital plazo.

La viga de nuestros ojos
Es enorme travesaño
Que causará mucho daño
Y nos postrará de hinojos,
Al caminar entre abrojos
Bajo el castigo divino.
Más vale avanzar con tino
Favoreciendo a los otros,
Pues ajenos a nosotros
Tendremos mejor destino.




1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)

Dikt La paja en el ojo ajeno - Antonio R Munguia
 »