Poesía española

Poemas en español


Dikt Un sueño de despedida

Al llegar al umbral inevitable
Del mundo espiritual que me recibe,
Siento que la jornada recorrida
Fue corta de tristezas, larga en fiestas.
No tuve que venderme al potentado
Ni tuve que jugar al poderoso;
Si acaso de mis pasos dejé huellas,
Tan sólo fue por mejorar fronteras
Al solar de mis tristes desconsuelos.
Pronto ya no seré sino recuerdo
En mente y corazón de los amantes
De dispensar de su bondad un resto,
Para en un desahogo transitorio
Sentir que quema el fuego del amor.
Hay en mi ser interno complacencia
Por el tránsito amable de mi vida.
Si hubo ajenjo gustado con penuria
Su amargo sinsabor se me ha olvidado.
Si pude haber logrado grandes cosas
Y mi esfuerzo falló, bendita suerte
Que frenó el despuntar de mi soberbia.
Si preferí no trasponer la puerta
Del éxito mundano y corruptible,
Divisé a cambio el resplandor del cielo
En el proscenio oscuro de mi mente.
Y si no lo logré, también qué bueno,
Porque hubiera creído ya cumplido
El triunfo real del mágico universo,
Y al descansar del peso del proyecto
Mis retornos serían infinitos.
Parto contento del trayecto andado
Y del fardo agridulce del bagaje.
Ante la oferta de una nueva vida
Recorrería igual la travesía
Y en mi entorno ubicara en gesto sabio
A quienes con su adiós me dan aliento
Dando un sepulcro a mi cansado cuerpo.
Dios bendiga a mis hijos y a los suyos
Con el amor divino conque un día
Decidió darme el calor de una familia,
La que tal vez si llora por mi ausencia
Será por egoismo o falso duelo.
Gracias Dios por el premio de la vida;
Al arribar al plano de lo eterno
Siento que fui feliz y como humano
Disfruté del jolgorio y del martirio.
Nada hay pendiente al completar mi viaje
Que deba compensar…me voy tranquilo.


Dikt Un sueño de despedida - Antonio R Munguia