Poesía española

Poemas en español


Dikt DespuÉs del silencio

Después del silencio

No conviene jamás un ruido atronador,

No conviene

Que la calle dormida se llene de semáforos.

El amanecer se ha hecho añicos en mi frente.

Se resquebraja el mundo,

Pero sólo mi cabeza es golpeada

En la roca de la desolación.

Dadme un vaso de agua y veréis

Que mi interior es falso,

Que mis vísceras han desaparecido

Y que el agua se derrama o evapora sutilmente.

Dadme el verso soñado y afilado

Que nos haga olvidar aquellas miasmas

Que, ansiosos, devoramos a escondidas.


Dikt DespuÉs del silencio - Antonio Redondo Andújar