Poesía española

Poemas en español


Poema Formas de la memoria

Todo el suelo está lleno

De velas encendidas: alguien llora.

Camino entre los árboles

De los libros sagrados, bajo el cielo invisible,

Bajo la noche cóncava

De las litografías en las que las mujeres

Se cubren la cabeza y una inmensa

Multitud de exiliados se abre paso

A través de las aguas.

No he visto nunca el mar.

Sé que el dios de los mansos lo hizo a oscuras,

Que lo hizo y deshizo

Varias veces seguidas hasta encontrar el modo

De que fuera aceptado sin prejuicios

Por las generaciones de los hombres.

Por eso sé que es verde y es azul,

Que ha estado siempre

Detrás de la mirada

De aquellos que han vivido

Durante muchos años en su proximidad y ahora lo invocan

Con un gesto entrañable, detrás de mi mirada

Como una forma antigua de mi propia memoria.

Camino entre estos árboles mientras los otros duermen,

Palabra por palabra, paso a paso,

Deteniéndome

En cada nueva página como el que restituye,

En medio de la noche, la mitad de una vida.

Es un proverbio hebreo:

Coge un libro en las manos

Y eres un peregrino ante las puertas

De una nueva ciudad.

Hay un árbol de hojas que crece en la canícula

Y hay un árbol sin hojas

Para los días de lluvia, cuando arden

Los muebles de la casa y la memoria

Se desplaza en silencio por las habitaciones de los muertos.

Hay un árbol para el desasosiego y otro al lado

De madera aromática

Para las ceremonias de la felicidad.

Pero ahora, todo el suelo está lleno

De velas encendidas y recorro la tierra

Que no he dejado nunca, este desierto

Terrible de langostas donde pastan

Los antiguos rebaños y recogen

Las gentes del espíritu su alimento nocturno.

Y subo hasta la cima de la ciudad que es santa,

La de las cien palmeras, y allí arrojo

Mi figura de barro como símbolo

De que en este lugar aquellos hombres

Se iniciaron en la contemplación, en el conocimiento

Profundo de las cosas.

Y tomo entre mis manos unas piedras grabadas

Y descifro sus signos,

Las palabras escritas en un dialecto extraño por la propia

Reflexión de la luz, y me pregunto

Qué hemos hecho después para que un pueblo

Se haya puesto a llorar frente a este muro

Que ha cubierto la zarza, la enredadera seca del otoño.


Poema Formas de la memoria - Basilio Sánchez