Poesía española

Poemas en español


Dikt Sobre la mesa leo el diario

Sobre la mesa leo el diario. Es atroz
el cielo de los quebrantahuesos, la gravedad de las noticias invisibles.
Usted – señor – ha venido guardándole un miedo pánico a su consumación.
Usted – señora – tiene la vaga idea de que la lealtad es un reguero
(de plumas de tigre.
Y si vieran cómo son sus hijos,
cómo somos nosotros los hijos de sus hijos, los que vemos el mar
siempre en el occidente, profundamente vengativo,
y no valen novenas, ni viajes a Esquipulas, ni sacrificios de verdad.
Queremos-se presume-poner el mundo de punta en blanco.
Acariciarlo. Vestirlo. Meterlo en una pira. Volverlo a hacer.
Y lo acariciamos, y lo vestimos, y lo quemamos,
y es una sustancia desconocida, sin vergüenza ni ley.
Luego, quedan las catástrofes.
Quedan los vidrios rotos, las bocas quebradas,
y quedan, arañando y tragando polvo, algunos insobornables,
los que la inmensa mayoría de la gente piensa que no valen nada.


Dikt Sobre la mesa leo el diario - David Escobar Galindo