Poesía española

Poemas en español


Dikt Dos senderos y una ausencia

Aparecía en un momento
El paraíso del corazón
Pero después con el tiempo
Un paraíso se encontró,
Tras las sombras de la perdición

Aparecía como un fuego
La lujuria y la pasión;
Pero después como el viento
Se elevó tras del sol.
Dejando solo una maldición.

Un sentimiento, un vicio.
Mató la luz del esplendor.
Se hizo un donadie, un maleficio.
Que trascendió sin calor.
Sin miedo y sin sacrificio.

Quedaste en ese lugar inhóspito
Donde la saña del corazón
Dejó de latir solo por ti.
Donde el surco abrió camino
Y te ahogo con vino y sin mí.

Alcohol que enamoraste y dejaste.
Al enamorado en el camino.
A la enamorada tras del destino.
Los dos en el mismo vaso, murieron;
De soledad y con el mismo vino.

Pero había una diferencia
A él le quemó… hasta el camino
A ella le mostró en otro hombre
La misma copa, el mismo vino,
El mismo dolor… por no unir un destino.

Y si hablara ella del alcohol
En dos senderos y una ausencia.
Sabrá que no existió una pena.
Sino dos almas tan llenas
Que necesitaron ahogar.

Para no morir en las llamas
Donde el dolor nos quema
Para no llorar en la ausencia
Y no ver la indiferencia
Que a veces sin querer nos lleva.

Y llevado por el río del alcohol
Mezclaron en un vaso de amor
Y de amor se quemaron por dentro
Para que después de un tiempo
Se mueran sin dueños y sin lamento.

Y lamentada llorara un rió
Que sin lágrimas creció
Que se escondió dentro del vino.
Y la sociedad misma la vio
Como moría en un vaso de amor.


Dikt Dos senderos y una ausencia - Esteban Del Pilar Arriola