Poesía española

Poemas en español

Dikt Ten piedad

Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia. Por tu abundante compasión, borra mis rebeliones.
(Salmos 51:1)

Ten piedad de mí, oh Dios,
Hazme rebelde,
Hazme capaz de quemar Alejandría
Y una voz rota que me perfore el sueño.
Hazme desalmada para rodar desnuda,
Impura, bastarda y poseída,
Hazme interminable como la hora que espero,
Hazme imprudente, nerviosa y obstinada,
Hazme capaz de empujar de las alturas
Mi pecho abierto y fingir que se suicida.

Ten piedad de mí, oh Dios,
Hazme traviesa,
Que comulgue en mí toda malicia,
Hazme despiadada
Para hacer gemir a tus ángeles descalzos,
Hazme terrible, dura, inmisericorde,
Hazme condenada como la hora que espero,
Hazme perforada, como noche clavada por estrellas,
Conviérteme pronto en tierra sin cultivo.

Ten piedad, oh Dios,
Hazme maldita,
Hazme capaz de matar esta hora espesa,
Mutiladora, perniciosa, vengativa.

Ten piedad, oh Dios,
Mírame ahora,
Rogando por piedad: hazme perversa
Para que pueda matar esto que mata
Y pueda quemar en el infierno
Todas mis pasiones.



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Dikt Ten piedad - Farah Hallal