Poesía española

Poemas en español

Dikt Sala de espera

Tengo más de cien razones para no amarte
Y una sola sin razón para morir por ti.

Tengo todo mi equipaje y, sin embargo, me siento desarropada y con la soledad revuelta.
Soy una gitana que ha extraviado su bola de cristal y su carruaje.
Todos los relámpagos sobre este viaje solitario.
Aquí estoy de nuevo, con el alma deshilada y el corazón hecho una cáscara de sangre.
Tengo mis zapatos andaderos, unos pantalones sucios
Y un abrigo que no reúne los botones suficientes para cubrirme de este frío.
He dejado atrás mis verdaderas pertenencias : el sobresalto de mi pecho,
la pasión a tientas de mis dedos y unas cuantas, encarecidas certezas.
Es otra la mujer que regresa, amarilla y cabizbaja. con las costuras de
la piel mirando hacia fuera, como deben llevarse las prendas para no atraer malos presagios.
Tengo toda la tristeza reunida en estos ojos ciegos y severos,
como mamíferos de agua dulce. todas tus batallas y tus muertes
bañándome en la sábana púrpura donde se reinventan los milagros de las iglesias.
Tengo todo mi equipaje y, sin embargo, no logro volver a esa mujer
sedimentaria que abre sus ojos en la página segunda del pasaporte.
es otra mujer la que regresa; tijereteada, devuelta en un rompecabezas.
Sin ti he perdido mi centro y he olvidado para siempre mi periferia.



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,50 de 5)

Dikt Sala de espera - Gema Santamaría