Poesía española

Poemas en español


Dikt Buenos tiempos

En aquellos buenos tiempos tenía que visitarte de tarde,

Cuando crecía la brisa,

Y esperar que terminaras tu primera cita con aquel,

A quien no amabas.

Tenue recuerdo, tu casa, idéntica a todas,

Con un patio de baldosín, cuadrados verdes y rojos,

Unas macetas de geranios, las sillas de espaguetis,

Las paredes cubiertas de cal amarilla

Y el eterno marica

-trasnochado –

Yendo de la Ceca a la Meca,

Como un perro de matarife.

En aquellos buenos tiempos

Pagarte era un placer enorme.

Poder comprar un poco de tu amor,

Las múltiples caricias que cambiabas

Por diez o veinte pesos,

Verte mostrar las piernas y las nalgas

O recordarte

Con los pantalones negros apretados a la carne,

Y el pulóver rojo que cubría tus enormes tetas,

Diosa, bella como ninguna otra, eterna hembra

Que han soñado todos a través de los siglos.

Me parece verte, verte y volver a verte

Con los labios rojos retumbando bajo el calor de las dos,

Al pie de la puerta, muerta de risa y de ganas,

Ganas, de algo que solo sabemos son ganas de vivir.

En aquellos buenos tiempos

Era bueno abrirte las piernas

Y lamerte hasta el cansancio

Y fornicarte hasta la última gota y partir.

En aquellos tiempos,

Cuando no eras la grande

Y gorda puta de hoy a quien celebro,

Memorable objeto hecho de música,

Muñeca sin rencor,

Juguete de todos los placeres,

Bella y única.

En aquellos buenos tiempos

Idos para siempre, ahora en marzo,

Cuando solo el recuerdo

Puede construir un pasado y una vida

Muerta para siempre.


Dikt Buenos tiempos - Harold Alvarado Tenorio