Poesía española

Poemas en español


Dikt Soy gaviota

Y yo seguí la ruta de las aves.
¡Me convertí en GAVIOTA!
Alas extendidas. Pecho erguido.
Ojos oteando el horizonte.
Volé por las praderas,
Por bosques nebulosos,
Sobre las aguas del mar
Y de los ríos.
Vi brotar manantiales
Y escuché el susurro de las aguas
Deslizándose sobre la piel de las rocas.
La naturaleza palpitaba en cada espora.
Vida de generación espontánea.
Brisa jugueteando entre pinares
Y las grullas en sus danzas etéreas.
Fue como un sueño. Terminó.
Todo quedó atrás.
Quise detener el vuelo y descansar,
Pero encontré arenas quemantes,
Tierras desérticas donde crece la fatiga.
Pensé en el hombre,
Sin futuro ni anhelos,
Sin sueños o esperanzas,
Flores marchitas del anochecer.
Mentes vacías de ilusiones,
Sólo ambiciones y falsa memoria.
Sin visión de futuro.
Sin hijos que educar.
Era la civilización. Final del Siglo XX.
Tecnología destructiva.
Computadoras cerebrales.
Ciudades de concreto. Cárceles frías.
Mentes enfermas. Corazones vacíos.
¡Control de la natalidad!
¿Cuánto tiempo pasó? ¡ Pocos años
Y la tierra agonizaba!
Medio ambiente saturado de químicos.
Aire acondicionado sin proteínas.
La electrónica, haciendo descansar
Los músculos.
Banda sin fin para ejercitarse.
¡Pobre hombre! ¡Y yo, GAVIOTA!
En algún lugar quedará un árbol
Y contará su historia;
Seguiré el vuelo hasta posarme
En sus ramas,
Y… después… ¿Hacia dónde?
Un mundo herido por la tecnología,
Y las guerras inacabables,
En el exterminio del hombre mismo.
Ya no hay música romántica
Sino ruidos espantosos.
¿Cuántos «decibeles» rompiendo tímpanos?
¿Y el futuro? ¡Incierto!
¿Habrá futuro?
Materialismo puro. ¡Olvidaron a DIOS!
Sin alma, ni espíritu. No existe el amor.
¡Pura materia!
Pero… ¡yo soy GAVIOTA!
Y, TENGO UN NIDO
EN ALGUN LUGAR DEL UNIVERSO.
Sigo la ruta de las aves,
¿Existirán ellas todavía?
¿Habrá un nuevo Génesis?
¡DIOS DIRA!


Dikt Soy gaviota - Hilda Marina Interiano