Poesía española

Poemas en español


Dikt Saludo

Al maestro Dámaso Alonso

Como si, al fin, se diera por vencida,

Cayó la mano que inició el saludo

Y no encontró quien la abrazara

No recordaba ya que la otra mano,

La que había de esperarla,

A pesar de estar prendida de aquel cuerpo

En realidad no era de nadie

Como si, al fin, se convenciera

De que había quedado sola en este mundo

Para siempre,

Se volvió sobre si misma,

Y regresó a su estancia

Era la misma mano que aquel día

Rubricara la paz entre las partes

Que se habían despedazado

La misma que, al morir los hijos de la ira

Les cerró los ojos,

La misma que depositó las únicas coronas

Que había en el catafalco

Ahora, como si al fin se reconociera

En soledad, recorrió al camino

Hacia sus propios ojos

Inundados

Que no se cerraron, sin embargo.


Dikt Saludo - José Antonio Llamas Fernández