Poesía española

Poemas en español


Poema María espejo

Hay un momento en que la tristeza es un despertar, entonces ella habla despacio, dice con palabras fantasmas el tango que hace tiempo que no canta mientras con agua y jabón barre ese espacio donde las flores caen y en esa llovizna dulce ella canta un tango para nadie. Canta o dice que canta, mientras el mundo empieza ahí, contra el cordón de sus zapatos y no en el de la calle. Sí. María Espejo piensa que hay un agujero negro en la vereda que no barren sus fantasmas y entonces es cuando barrer es como despabilar la memoria y cuando los recuerdos vuelven para comer turrones de palabras, mientas hay un momento en que la tristeza es un despertar y María Espejo entiende que barrer es volver por la vereda a tanta infancia polvorienta, aquí, mientras se piensa que el Fulano anda distinto entre siluetas de tabas y de naipes y el barrio se le esfuma en su andar de Segundo, mientras Alicia borda simetrías y el tiempo es como un hueco que no existe, mientras maquilla el caos de las ojeras y el cansancio se bebe el vino tinto y alguien dice después que nadie duerme, que despierto en la tristeza no hay abismos, mientras María Espejo barre el mundo y la noche se ata en los cordones de sus zapatos rotos, mientras aquí es de pronto la vereda y la lluvia incesante es un ya nunca en que tanta tristeza se despierta y va diciendo cosas que no dicen ni siquiera la otra Alicia o sus fantasmas.-


Poema María espejo - José Luis Frasinetti
«