Poesía española

Poemas en español


Dikt Amada esposa

Amada Esposa:
Pienso en ti, en nuestro matrimonio y en nuestros hijos, Dios me ha bendecido ¡Lo hizo con mis hijos y por supuesto contigo, mi bella esposa! ¿Sabes? Te amo tanto que veo el fruto de ese amor reflejado en tus cuidados, ternuras y desvelo con ellos y conmigo. El amor no es sólo pasión en la intimidad… pero es un hermoso complemento, el amor es compartir sueños y metas, el verdadero amor se demuestra con la ropa puesta, el amor se entrega y no cuesta, el amor no es juego de azar o una apuesta, el amor es lo mas bello que Dios nos dio para compartir, el amor eres tú… mi bella esposa.
Es tan lindo tenerte junto a mi, porqué contigo descubro cada día lo que es el amor. No es la primera ni la última vez que te digo que eres mi gran amor y mi razón de ser. Te amo y sé que ambos sentimos lo mismo por más diferencias que tengamos.
Mi amor, quiero que juntos recorramos el camino de la felicidad, tomados de la mano, sin miedo y sin temer a nada porqué es nuestro amor que nos hace seguir… vivir y darnos el uno al otro.
Tu amor no se compra con oro ni plata, no se compra con dulces, flores ni cajitas, se obtiene con la confianza demostrada y es así como lo busco yo. Pensar que ya hace 40 años que te conozco y sé que hemos pasado disgustos, tristezas, alegrías, sinsabores, amarguras, y siempre has estado ahí, para apoyar, aconsejar, dirigir y veo tu entrega llena de amor, pero creo que nos has dejado una enseñanza y el saber elegir el camino… el cual seguir. Te amo hoy y para siempre porqué en mí ya has dejado pasos que no se borran, tu nombre, trae a mi, tu imagen, recuerdos, vivencias, y sobre todo el sentimiento de que eres una gran mujer que Dios me dio como encargo para cuidar como lo más sagrado en la tierra, Te amo una y mil veces más y gracias por ser como eres conmigo, sé que en la meta final de nuestras vidas será el coronarte, sí, con una corona de felicidad y que si Dios nos lo permite hasta en la misma eternidad te amare esposa mía, pedacito de cielo, muñequita de ternura.
Tanto que te he escrito, a veces «NIÑA BONITA» ya no sé lo que me queda por escribir, pero cuando me detengo a pesar mas sobre como mostrar mi amor, lo pienso, y me doy cuenta de que por muchas letras que escriba, por mucho que lo haga, por muchas madrugadas en las que descubra la salida del sol, que me desvele frente a mi computador, nunca existirán letras suficientes para explicar todo lo que hay dentro de mí, para expresar el sentimiento de cada instante vivido contigo en mi vida.
No, no hay letras en el mundo, ni palabras tan bellas, que llenen mi corazón con la satisfacción de haber mostrado en cada palabra, párrafo o carta completa lo dentro que te llevo.
Por eso… y a pesar de tanto, sé que siempre habrá una palabra y un gran sentimiento de amor para ti, ¡MI PRINCESITA HERMOSA!


Dikt Amada esposa - Lic. Arturo Silva Herrera
«