Poesía española

Poemas en español


Poema Basilio pÉrez y anna ozores

Mi mujer dice a menudo que ya no soporta el calor de mi almohada
Ni la sangre veloz de las noches más locas,
Incluso me dice que el Antonio le sirve las copas aguadas,
O lo que es lo mismo, que la ama de veras.

Mi mujer no tiene ya vergüenza, me mira a los ojos deshecha en el llanto y,
Amenazándome mucho con apartar a un lado mi vida, me susurra ya basta.

Una vida que ella misma se ha fracturado los lunes, los martes y los viernes.

Llevándose a mis amigos a cielos de placer y suspiros,
Dejándome solo con mi hija pequeña que llora y que llora y que llora.

Mi mujer dice que me lo merezco todo,
Que no es su coño pasto de tahúres ni fuente salada para idiotas,
Que no puede ya más, que está decidida:

Se irá al atardecer apenas con lo puesto.

Eso sí, con Vicentín, su último muchacho cadáver.


Poema Basilio pÉrez y anna ozores - Luis Miguel Rabanal