Poesía española

Poemas en español


Dikt La casa vieja ii

Si has venido a soñar, le dicen un poco más tarde, debes

Marcharte igual que el moribundo se ofrece a los que pasan y

Purifican después sus axilas con agua de colonia. Aún hoy se

Acuerdan de ti los niños de Robledo, enfermos también de

Desolación y de catarros, o te amenazan con sus dedos

Profundos desde la Tejera. Queríamos herirte, no muy

Enérgicamente, claro, no sin bastante suplicio, como hacen en

Las Películas. La casa, los perros de caza, el verde perfume del

Acebo y los labios partidos por un golpe. Su hermana lo llamaba

A cenar e ignora que termina para él la vida, ese desdén de

Grajos. Para soñar con tu deseo, o casi, se le oye gruñir.


Dikt La casa vieja ii - Luis Miguel Rabanal