Poesía española

Poemas en español


Dikt La casa vieja iv

La luz era otra manera de sobrevivir atados al tiempo, o medías

Con tus manos la enfermedad y la noche. Creíamos de aquella

En príncipes irremediables y oscuros que besaban a las niñas de

Pelvis perversas la vulva. Te vengarías un día de mí, decías en

Secreto a los otros. Arrastraban los árboles demasiada fruta

Terrible, y el pesar era verte escribiendo todavía poemas sobre

Aquella mesa tan rota. Uno que espía y va a tropezar con quien

Todo lo sabe. Los hermanos llamaban por su nombre a la

Fatalidad, se les podía haber contado la historia distinta. El niño

Sube la escalera y orina un montón mejor desde allí.


Dikt La casa vieja iv - Luis Miguel Rabanal