Poesía española

Poemas en español


Dikt La fuente

Secas las fauces y la planta herida,
Del sol de julio al resplandor ardiente,
Llegué a la oculta y apacible fuente
Donde alguno escribió: «Bebe y olvida.»
«¡Yo te bendigo, manantial de vida!»
Dije, inclinando el cuerpo, a la corriente;
Pero, a través del agua transparente,
Viendo tu sombra, me alejé en seguida.
Si beber y olvidar era preciso,
Entre morir de sed o de quebranto,
Elegir lo más dulce el alma quiso,
Pues antes que el recuerdo de tu encanto,
Diera yo la porción de paraíso
Ganada con mi afán y con mi llanto.


Dikt La fuente - Manuel Del Palacio